¿Tomate, Tomatada o Tomatina? 4 y final

Esta es la última entrada sobre las sutiles diferencias entre Interpretación de Sueños, Lectura de Sueños y Análisis de Sueños. Esta entrada esboza las características básicas del análisis de los sueños (llamado dream analysis y dreamwork en inglés).

El ANÁLISIS DE SUEÑOS.

¿Qué es?

El análisis de sueños es un sistema progresivo y colaborativo de exploración de sueños en el que el soñador es un participante activo, no un receptor pasivo. Aunque la exploración de los símbolos oníricos es parte del sistema, hay un mayor énfasis en elucidar sentimientos, emociones, y sensaciones inherentes o ausentes en los sueños. Igualmente se centra en experimentar el sueño de una forma física, sensitiva, y emocional, no sólo cerebral, así como en descubrir y analizar patrones de comportamiento y de relaciones personales que pueden ser positivos o negativos para el soñador.

El uso de imaginación activa (que es un método usado para revivir o re-entrar un sueño mientras estamos despiertos pero en un estado  relajado), y el diálogo con los símbolos y personajes oníricos durante la sesión son también partes integrales del sistema.

Símbolos.

El análisis de sueños considera que existen temas y símbolos universales que aparecen en los sueños. Esto se puede explicar porque el trabajo con los sueños junguiano (que es la base del análisis de sueños contemporáneo) pone gran énfasis en el trabajo con los símbolos y los arquetipos.

El análisis de sueños parte de la base que los sueños hablan un idioma que es único y personal al soñador, un idioma que tiene su acento, su forma personal de pronunciar ciertas palabras, sus palabras favoritas, y aquellas que uno le da un significado propio. Incluso los temas oníricos universales pueden ser totalmente personales. Esto es así, porque nuestra experiencia vital, nuestras creencias, personalidad, psique y circunstancias son específicos a cada uno de nosotros. Por lo tanto, un mismo símbolo puede aparecer en sueños de dos personas, y tener significados muy distintos, y apuntar a dinámicas psicológicas muy diferentes.

El Analista y el Cliente.

Aunque en cierta manera el analista de sueños es un experto, la realidad es que su trabajo es más el de  un facilitador y guía que la de un sabio que dice con rotundidad cuál es el significado de un sueño.

El trabajo con los sueños es un sistema colaborativo entre el terapeuta y el cliente, y el analista no es el que decide por su cuenta cuál es el sentido, valor o significado de los sueños del cliente. El analista propone diferentes posibilidades, guía al cliente de la mano durante la exploración, y propone hipótesis interpretativas. Pero a la hora de la verdad, es el cliente el qué decide qué significa su sueño. Carl Jung recalcó en su momento que el analista debería frenarse a así mismo y no insistir en una interpretación que el soñador considere que no va con él o se identifica con ella.

Además, la labor del analista es también la de guiar al soñador en un proceso exploratorio y de indagación holística, que requiere al cliente experimentar el sueño, sus emociones y situaciones de una forma dinámica cuando está despierto.

Espiritualidad.

En términos generales, el análisis de los sueños está abierto a cualquier forma de espiritualidad mientras se exprese con tolerancia. El trabajo del analista es ser imparcial y abierto a la espiritualidad del cliente y no imponer su espiritualidad al mismo. Es por ello que el análisis de sueños beneficia personas con diferentes espiritualidades y religiones, e incluso a aquellas que apenas tienen creencias espirituales.

En honor a la verdad, algunas escuelas de análisis de sueños tienen un fuerte enfoque espiritual (que no religioso). Personalmente, he trabajado con analistas de diferentes escuelas de análisis y ninguno de ellos ha intentado predicar nada sobre su espiritualidad, lo cual dice mucho de por sí.

Intuición.

El análisis de sueños requiere que el analista utilice su sexto sentido e intuición cuando trabaja con un cliente, especialmente cuando los sueños revelan problemas difíciles que el cliente reprime inconscientemente  (y por tanto no es consciente de ellos) o que el cliente duda conscientemente en expresar o poner sobre la mesa historias personales que cree que no se deben contar o no se siente confortable compartiéndolas con nadie, sin embargo son importantes porque aparecen claramente reflejadas en sus sueños. Sin embargo, la intuición es solo una herramienta que forma parte de un sistema, y no se considera nada sobrehumano.

¿TE HA AYUDADO?

Sé que lo que he escrito en las últimas cuatro entradas es bastante general ya que está dirigido al público en general. Sin embargo, espero que te sirva de ayuda para diferenciar cosas que son muy similares pero no idénticas. Todos los sistemas que he mencionado tienen su público y son todos respetables, pero yo hago análisis de sueños.

La mejor forma de entender lo que es el análisis de sueños es teniendo una sesión. Anímate. Ofrezco media hora gratis para aquellas personas que no hayan nunca tenido una sesión. Podéis usar el formulario de contacto en mi sitio web y estaré encantada de trabajar con vosotros.

Enlace a la versión radiada

Scroll Up
No se permite copiar los textos