SUEÑOS ERÓTICOS

El sexo es todavía un tema tabú y los sueños eróticos también. Al creer que nuestros sueños eróticos son literales, decidimos por anticipado que se nos va a juzgar por su contenido y tendemos a compartir estos sueños menos o a no compartirlos con nadie.

Los sueños eróticos pueden ser literales pero, muy a menudo, son totalmente simbólicos.

«¿Qué significa este sueño?» es la pregunta más frecuente que nos hacemos. Sin embargo, una pregunta más precisa sería: ¿qué quiere mi sueño sexual que integre en mi vida?

HOMBRES Y MUJERES.

¿Tienen hombres y mujeres sueños eróticos con la misma frecuencia? ¿Sueñan hombres y mujeres con las mismas cosas? La respuesta parece ser positiva en ambos casos.

El Estudio de Zadra.

En 2007, el Prof. Antonio Zadra de la Universidad de Montreal llevó a cabo un estudio basado en más de 3.500 informes de sueños recopilados en casa de personas de ambos sexos. Los resultados mostraron que coito, proposiciones sexuales, besos, fantasías y masturbación, en este orden, eran los tipos más comunes de sueños eróticos.

El estudio concluyó que las mujeres tienen sueños eróticos tan a menudo como los hombres, pero hay algunas diferencias de contenido. Los hombres tenían un mayor porcentaje de sueños con múltiples parejas y las mujeres una mayor presencia de celebridades. Entre los soñadores que informaron haber tenido un orgasmo en el sueño, ninguno de los hombres mencionó que los otros participantes del sueño los tuvieran, mientras que algunas mujeres sí lo hicieron.

Zadra también concluyó que «es posible que las mujeres experimenten más sueños sexuales ahora que hace 40 años, o que ahora se sientan más cómodas informando sobre tales sueños debido al cambio de roles y actitudes sociales, o ambas cosas».

Estudio Canadá-Italia.

Otros dos estudios realizados en el año 2011-2012 por investigadores de la Universidad de Trent en Canadá y la Universidad de Tor Vergata en Italia usando sueños de hombres y mujeres de ambos países. Los investigadores concluyeron que «las imágenes sexuales y la frecuencia del contenido de los sueños sexuales eran consistentes con investigaciones anteriores. (…) Por lo general se encontraron diferencias entre los hombres italianos y las mujeres italianas y, entre las mujeres italianas y las canadienses. Estos estudios muestran que las diferencias culturales y de género son relevantes en los sueños eróticos.»


CAUSAS DE LOS SUEÑOS ERÓTICOS

Hay una mezcla de elementos fisiológicos y psicológicos que, combinados o por sí mismos, explican por qué ocurren los sueños eróticos.

Las Hormonas.

El incremento de la libido que acompaña los cambios hormonales juegan un papel clave en la producción de sueños eróticos, ya que el cerebro utiliza las sensaciones experimentadas por el cuerpo para construir una escena sexual. Estos cambios son especialmente notables durante la pubertad en ambos sexos. En la edad adulta, la libido de los hombres comienza a decrecer cuando llegan a los 30 años. Las fluctuaciones hormonales y cambios en libido afectan a las mujeres a lo largo de su vida fértil y oscilan mensualmente (la libido aumenta durante la ovulación y antes de menstruar) y también durante la peri-menopausia (40 o 50 años, según la mujer).

Deseo Sexual por una Persona.

No todas las personas que son el objeto de nuestro deseo aparecen en nuestros sueños, pero algunas de ellas lo hacen. Si tenemos un fuerte deseo sexual por una persona, hay más probabilidades de que tengamos un sueño erótico con ellos; si eso sucede, el sueño puede ser literal.

Ver Pornografía.

El estudio científico del vínculo entre ver pornografía y la frecuencia y el contenido de los sueños eróticos está aún en su infancia, por lo que uno tiene que tomar la poca información disponible entre comillas. Así, un estudio científico relaciona el contenido de los sueños sexuales con el tipo de porno que los hombres jóvenes prefieren ver. Lógicamente la gente tiende a ver pornografía que les atrae, ven más de eso porque les gusta, y esta es la misma razón por la que aparece más en sus sueños. También se ha afirmado que cuanto más porno ve una persona, más sexo se libera y menos se filtra e los sueños y viceversa.

El Embarazo.

Hombres y mujeres se ven afectados por el embarazo. Este crea cambios en el cuerpo femenino que afectan a las relaciones íntimas. Asimismo, el embarazo genera transformación psicológica en ambos miembros de la pareja. Alan Siegel afirma:

Aunque entendemos intelectualmente que el embarazo y la paternidad exigen sacrificios, aún podemos sentirnos lastimados si nuestra pareja es menos sexual o no puede ser excitada de la misma manera «. (Dream Wisdom, p. 86).

Represión Sexual.

Esos son sueños  representan deseos, necesidades y problemas sexuales del soñador reprimidos consciente o inconscientemente. También pueden incluir su verdadera orientación sexual, esa que mantienen en el armario debido a presiones sociales, culturales, religiosas o familiares que consideran ciertas prácticas sexuales anormales, aberrantes, o pecaminosas.

Abuso Sexual.

Si el abuso y el trauma se recuerdan conscientemente, el abuso sexual puede aparecer en sueños literales o semi-literales que hacen revivir al soñador el trauma a través de pesadillas o malos sueños.

En otros casos, esos sueños reflejan y traen a la luz abuso sexual del que no se es consciente. Mindy Stokes, de la Universitad de South Florida, afirma en su tesis de graduación sobre mujeres, abuso doméstico y sueños: «Las sobrevivientes de abuso sexual infantil tienden a olvidar su abuso, lo cual es un mecanismo de supervivencia positivo… Adultos que buscan terapia debido a problemas aparentemente no relacionados descubren que a menudo han sido víctimas de abuso sexual perpetrado por un miembro de la familia u otro adulto». (p. 47). Los sueños de esas personas suelen mostrar imágenes sexuales explícitas.

Temas No Sexuales.

Nuestra psique habla un lenguaje que es simbólico, por lo tanto, lleno de analogías, metáforas y juegos de palabras. La mayoría de los sueños sexuales no son realmente sobre lo que experimentamos en ellos. Lo contrario también es cierto — los sueños no eróticos pueden hacer referencia a problemas sexuales que aparecen camuflados en historias que no lo parecen.


SUEÑOS ERÓTICOS MÁS COMUNES.

Poluciones Nocturnas.

Son aquellos  sueños que terminan en orgasmo y eyaculación. Pueden ocurrir incluso en el caso de que no recordemos el sueño en sí.

Sueños de la Pareja Embarazada.

Los sueños de aventuras sexuales extra-maritales son normales tanto en mujeres como en hombres durante el embarazo, especialmente a medida que las relaciones sexuales disminuyen y se hacen más difíciles. Los sueños también resaltan los cambios psicológicos y emocionales que el embarazo produce en los hombres ya que estos están intentando desarrollar su identidad como padres y seres emocionales, y su psique se cuestiona su identidad sexual masculina. Los hombres tienden a tener sueños de aventuras sexuales exóticas u otros sueños en los que se vuelven más viriles o machos, o, al contrario, sueños en los que son impotentes o se convierten en homosexuales.

Sexo con un Familiar (Incesto).

La mayoría de los sueños incestuosos no tienen nada que ver con los complejos edípicos, deseos incestuosos reprimidos o nada sexual. Por lo general, son dramatizaciones no literales que señalan la necesidad de integración psicológica necesaria para la vida del soñador.

Cuando tenemos uno de estos sueños debemos preguntarnos: 1 / ¿Con qué miembro de la familia estoy soñando y qué papel tienen en la familia? 2/ ¿Cómo describiría su energía? 3/ ¿Qué cualidades los define mejor? 4 / ¿Qué habilidades o conocimientos los describe mejor? La respuesta a esas preguntas probablemente se relaciona con algo que necesitamos integrar en nuestras circunstancias vitales, algo que nos preocupa o estresa.

Un ejemplo. Podríamos soñar tener sexo con un hermano. Los adjetivos que creemos que definen a nuestro hermano son: bibliotecario, tranquilo, relajado, organizado y metódico. Entonces, debemos preguntarnos en qué parte de nuestra vida, o nuestro comportamiento, necesitamos estas cualidades y energía para funcionar mejor.

En otras ocasiones, la figura familiar es en realidad un disfraz onírico que cubre la identidad de otra persona en nuestra vida que tiene atributos o energías físicas similares. ¿Qué persona te recuerda a ese familiar? ¿Te relacionas con esta persona de la misma manera que te relacionas con tu familiar? ¿Es el sueño sexual satisfactorio, frustrante o repulsivo? Esas son preguntas que nos ayudarán a determinar si esa forma de relacionarnos es beneficiosa o perjudicial en nuestra vida real.

Sexo con un Jefe, Compañero de Trabajo, Amigo, o Famoso.

Lo mismo que he dicho para el sexo con un familiar vale aquí. Es decir, hay algo en la energía, cualidades, conocimientos, creencias, formas de ser o de actuar de esa persona que nuestra psique considera atractivas y necesarias para nosotros. En ocasiones, eso que necesitamos está relacionado con áreas específicas de nuestra vida con las que la persona en el sueños está relacionada: el trabajo, las amistades, el ocio, etc.

Sexo con un Ex.

El sueño puede ser literal y reproducir una bonita relación erótica que echamos de menos, sobre todo si no tenemos pareja o nuestra pareja no nos satisface sexualmente. Sin embargo, el sueño podría estar apuntando a las cualidades del la ex-pareja que extrañamos en nuestra pareja o relación actual.

Sexo con Animales.

Los animales pueden ser vivos o extintos. A menos que os vaya la zoofilia, este tipo de sueño es otro ejemplo del estilo analógico humorístico de nuestro inconsciente. Lo más probable es que nuestra psique quiere que descubramos esas cualidades o energías del animal con el que estamos copulando para aplicarlas a nuestra vida cotidiana.

Digamos que que soñamos con un oso. Primero nos debemos preguntar ¿Nos gusta o nos aterra la experiencia en el sueño? Asimismo tenemos que enumerar nuestras asociaciones personales con el oso; por ejemplo, fuerte, solitario, salvaje, independiente, resistente, buenos padres, deambulatorio, hibernador, o lo que sea. Después necesitamos averiguar cuales de esos adjetivos nuestra vida diaria y nuestra psique necesita para funcionar mejor. Es posible que necesitemos volvernos más resistentes, más independientes, tomarnos periodos de hibernación (física o mental), o mostrar nuestras garras cuando nos enfadamos en vez de fingir que no nos importa.

Poniendo los Cuernos.

En muchos casos, estos sueños son solamente una fantasía erótica que revela nuestro deseo de tener relaciones sexuales con diferentes personas, un deseo que conscientemente negamos cuando decidimos establecer una relación monógama.

El sueño también puede ser un reflejo del mal estado de su relación íntima. Como he mencionado antes, pueden ser una vía de escape de la pareja durante el embarazo. Sin embargo, este tipo de sueño puede camuflar problemas relacionados con el engaño o la infidelidad pero no el de tipo sexual.

Sueños Homosexuales (si no lo eres) o Hetero (si eres Gay).

Tener sueños con personas del mismo sexo no nos convierte en homosexuales en el armario automáticamente. Este podría ser el caso. Hay mucha gente para los que éste es el caso. Por eso debemos ser honestos con nosotros mismos y determinar si estamos negando nuestra orientación sexual  a propósito o inconscientemente, o no.

En la mayoría de los casos, sin embargo, estos sueños no hablan de sexo. Son una llamada de nuestra psique para que integremos energías y cualidades masculinas o femeninas que necesitamos en nuestras vidas. Homosexuales (no bisexuales) que sueñan con tener relaciones sexuales con una persona del sexo opuesto están en la misma situación; la otra persona posee un valor femenino o masculino que el soñador necesita para auto-equilibrarse.

Por ejemplo, digamos que eres una mujer que trabaja en una empresa corporativa por lo que te has acostumbrado a mostrar una actitud y comportamiento masculinos que se han convertido en una segunda piel y que funcionan en el trabajo. Sin embargo, eso podría estar afectando negativamente tus relaciones personales. Si sueñas que tienes relaciones sexuales con una mujer, y una mujer con ciertas cualidades en especial, esas son probablemente aquellas que podrías necesitar para para equilibrar tu energía y tu vida de pareja.

Violación.

Si uno no está sufriendo de estrés postraumático tras una violación real, el sueño probablemente no está relacionado con violación sexual. Nuestra psique podría estar usando la violación para referirse a cualquier tipo de violación que estemos experimentando en nuestra vida diaria. Podría ser violación verbal, violación de nuestro espacio personal, violación de límites profesionales, etc.

Del mismo modo, nuestra psique podría estar utilizando la violación para referirse a nuestra relación con el sexo opuesto. Por ejemplo cosas que atribuimos y asociamos con ese sexo y de las que no siempre somos conscientes pero sabotean nuestras relaciones con el mismo. Debemos ver qué adjetivos adherimos a la palabra violación: ¿Es control, dominación, violencia, falta de respeto, machismo, fuerza fruta? ¿Qué en concreto?

Orgías.

A menos que a uno le vaya el intercambio de parejas y / o disfrute de fantasías sexuales que involucren orgías, estas usualmente representan algo más que sexo. Podrían estar indicando una forma de relacionarse que no es comprometida, podríamos estar sintiendo que nuestra relación nos abruma, o que hay demasiada gente interfiriendo en ella.

Asimismo, nuestra psique podría estar usando la orgía como una imagen de contraste para que nos demos cuenta qué queremos, o que no, en nuestras relaciones amorosas y personales. Si en el sueño disfrutamos de la orgía, ésta podría estar indicando la necesidad que tenemos de más libertad, de probar cosas nuevas, y simplemente de relacionarnos con otras gente de forma más natural. Por otro lado, si no disfrutamos la orgía en el sueño, nuestra psique podría simplemente estar afirmando que necesita de una relación en la que la monogamia, la fidelidad, la tradición, etc. son lo que importa.

CONCLUSIÓN.

Los sueños eróticos son el resultado de múltiples factores: fisiológicos, psicológicos, sociales y culturales. Algunos sueños eróticos son literales y otros simbólicos, pero incluso los primeros pueden ser analizados de forma simbólica.

El análisis de sueños trabaja en capas, sin importar la historia, el tema o símbolo del sueño. Trabajar con sueños eróticos no es diferente de trabajar con otro tipo de sueños, y un sueño erótico puede desenterrar un montón de información, no sólo un significado concreto, y en muchos casos no tienen que ver nada con temas sexuales.

Analizar nuestros sueños eróticos nos permite sacar a la luz información psicológica que va desde lo sexual a lo relacional, y desde lo personal a lo interpersonal. Esos sueños tabú pueden ayudar a desenterrar nuestra verdadera orientación sexual o traer al consciente trauma sexual que están enterrados en el subconsciente. Más a menudo, suelen venir con un mensaje sobre el «alimento psicológico» que nuestra psique necesita. Ese alimento suelen ser energías, cualidades, formas de ser, comportarnos y reaccionar que nos benefician en nuestra vida cotidiana, pero de los que carecemos. En cierto modo, muchos sueños eróticos son un reflejo de las cualidades con las que nuestra psique quiere que les hagamos el amor o integremos.

Sólo una exploración en profundidad del sueño erótico con el analista permitirá al soñador obtener una visión clara de los mensajes que esos sueños le traen específicamente a ellos. En cualquier caso, estos sueños tabú quieren que el soñador tenga una vida más plena y equilibrada.

Los sueños siempre tienen un fin holístico y terapéutico, y los sueños eróticos son un claro ejemplo de ello.


Versión Radiada

Scroll Up
No se permite copiar los textos