SUEÑOS PRECOGNITIVOS [4] Final

En esta última entrada dedicada al tema de la precognición onírica os cuento cómo yo interpreto la premonición onírica y qué echo de menos en las explicaciones científicas.

Explicaciones Científicas.

No quiero negar que hay casos de supuestos sueños precognitivos que no lo son. Ciertamente podemos explicar algunos sueños aparentemente precognitivos usando explicaciones como el azar, el prejuicio de retrospectiva, profecía auto-cumplida, sesgo de confirmación y propensión a hacer conexiones mentales artificiales. Ciertamente, los medios de comunicación son sensacionalistas. Algunos sueños precognitivos son ciertamente la fabricación consciente del soñador y en otros casos una ilusión inconsciente del mismo. Uno necesita separar el heno del trigo.

Sin embargo, lo que más me sorprende al leer literatura científica sobre precognición onírica es que algunos de los escritores no son soñadores activos, y su conocimiento de los sueños es abstracto, estadístico y lleno de predicciones. Uno puede notar cuánto algunos científicos quieren que su teoría o hipótesis suene científica partiendo de declaraciones apriorísticas sobre sueños precognitivos y los soñadores que los tienen. En el mejor de los casos, sus prejuicios son tan buenos como mi prejuicio de que la precognición onírica es algo real y natural.

El día en que los científicos partan de «Quiero explicar esto» en lugar de «esto no tiene sentido, es una ficción y necesito desacreditarlo para explicarlo» (que es la base subconsciente de la que muchos investigadores parten), y algunos científicos no descarten estudios serios que no les convienen tener en cuenta, estaremos más cerca de explicar la mecánica de la precognición en general y de la onírica en particular. Cuando esto ocurra, tomaré más en serio algunas investigaciones  científicas que apenas tienen en cuenta a los soñadores reales y usan a gente que ni siquiera atiende a sus sueños.

Quiero repetirlo una vez más, si uno mantiene un diario de sueños bien escrito y organizado, uno posee  una fuente fiable para saber cuándo uno soñó algo y cuándo lo soñado acaeció en realidad, por lo que uno no tiene que hacer malabarismos mentales para conectar ambos elementos. Ni decir tiene, siempre habrá personas que mientan o se auto-engañen sobre la calidad precognitiva de sus sueños. Sin embargo, esto no se puede aplicar como norma a todos los soñadores o a todos los sueños precognitivos.

Por otro lado, si los institutos de meteorología no son linchados por sus muchos fracasos, o considerados fraudulentos por los mismos, a pesar de usar métodos  de pronóstico del tiempo muy científicos, ¿por qué hay tanto interés en hacer lo mismo con las personas cuyos sueños premonitorios no se convierten en realidad?

Yo Creo Que…

Una buena cantidad de sueños precognitivos son el resultado de una sintonización del cuerpo humano con los cuerpos y las mentes de otras personas. También son el resultado de una sintonización con nuestro entorno natural y la naturaleza en general. Esa sintonización es instintiva e intuitiva y todos nacemos con esa capacidad, como todos los otros animales del planeta la tienen.

Sintonía con el Medioambiente y el Entorno.

Los Animales lo Saben.

Sienten que va a ocurrir un terremoto o una gran tormenta. Utilizan sus sistemas de navegación e intuición incorporados, y sus cuerpos notan cambios en la humedad, temperatura, vibraciones, etc. en sus alrededores. No se sientan a pensar, discutir y explicar por qué lo saben, simplemente lo hacen. Su instinto e intuición van a una.

Los Humanos Saben sin Saberlo.

Somos cuerpo y mente. Sin embargo, en estos días vivimos demasiado en nuestra cabeza, conectados a dispositivos y redes artificiales. La naturaleza no está ahí, sino en nuestros cuerpos físicos y en los espacios naturales que nos rodean. Nuestros cuerpos aprehenden todo lo que les sucede a ellos y todo lo que pasa alrededor. No no damos cuenta de nada simplemente porque vivimos demasiado ‘en el piso de arriba’. Sin embargo, esta información viaja a nuestro subconsciente que, como un búho acurrucado en nuestra mente,  hace conexiones inmediatas y sabe lo que va a pasar.

Esto podría explicar cosas como sueños precognitivos de embarazos, enfermedades y muerte súbita de personas que conocemos, o incluso de los propios soñadores. Pongamos un ejemplo. Digamos que tu hija está embarazada pero no lo sabe, y tú tampoco. Sin embargo, tu subconsciente nota las diferencias en la piel, las pupilas, el vientre y la energía de tu hija. Esa noche sueñas que está embarazada, pero no le cuentas nada porque te suena ridículo. La semana siguiente tu hija anuncia su embarazo.

Dicho de otra manera, la precognición onírica es la forma en que el subconsciente reúne la información que nuestro cuerpo recopila y nuestro sistema de intuición tamiza y clasifica.

El corazón (esa parte emocional que llamamos corazón no el órgano físico), las tripas, y la psique, por su parte, tienen inteligencia emocional y son capaces de intuir muchas cosas que suceden a nuestro alrededor y de la que no nos damos cuenta hasta que afloran en nuestros sueños. El engaño de un amante, la traición de un compañero de trabajo, los problemas mentales de un amigo, entre otros.

Misterio.

No obstante, hay muchos sueños que no se ajustan a esta explicación naturalista, sueños que aún no podemos explicar. Estos son los sueños que algunos investigadores sobre el tema califican de estrictamente precognitivos. El número de lotería soñado y que gana. Grandes eventos en la vida de personas que apenas conocemos o que no conocemos en absoluto. Eventos catastróficos, como accidentes aéreos o los ataques del 11 de Septiembre en Nueva York. O el sueño que proporciona información precisa sobre algo que uno nunca podría saber de otra manera. Esos son los sueños precognitivos más intrigantes.

Quizás deberíamos considerar el continuo espacio-tiempo como un lienzo con partes acristaladas que, a veces en algún lugar en cierto punto, se rozan y la información se refleja de un lado a otro. ¿Es posible que el tiempo, como el espacio, tenga más de una dimensión y aún no lo sepamos? ¿Podría el tiempo ser circular y no linear? ¿Están nuestros cuerpos sintonizados con el tiempo de la misma manera que lo están con el espacio circundante? ¿Es el universo algo a lo que nuestro subconsciente y nuestros cuerpos acceden comúnmente de manera subconsciente? ¿Vivimos en universos paralelos y estamos obteniendo la información que sucedió en uno de ellos? ¿Coexisten el pasado, presente y futuro simultáneamente? ¿Es la precognición un resultado de la retrocausalidad? Estoy preguntando con curiosidad, no estoy haciendo preguntas retóricas, que quede claro.

Hay cosas sobre los sueños precognitivos para las que aún no tenemos una explicación convincente o una explicación en absoluto. Me encantaría que los investigadores científicos hiciesen estudios menos segados y que tuvieran en cuenta a los soñadores reales para participar en sus experimentos de laboratorio. Me gustaría asimismo encontrar estudios que no partan de prejuicios apriorísticos, e investigaciones que se centren en explicar la mecánica de la precognición, no en hacerlo negando su existencia y centrándose en los defectos o fallas del soñador.

Creo que el trabajo que la Dra Julia Mossbridge está haciendo es realmente  loable, pero tanto como ella como el Dr Dean Radin, son calificados de científicos marginales por la clase científica establecida debido, según ellos, a que comenten errores metodológicos y de análisis de datos en sus investigaciones. Ellos rebaten a tales científicos. Así que no sabemos.


VERSIÓN RADIADA

Scroll Up
No se permite copiar los textos
A %d blogueros les gusta esto: