SUEÑOS PRECOGNITIVOS [3] LA Ciencia Dice

En esta entrada, resumo brevemente cómo la ciencia explica la precognición onírica.

Ley de Causalidad.

Una de las principales razones por las que la ciencia frunce el ceño ante los sueños precognitivos es porque la precognición cuestiona la Ley de Causalidad (ley de causa y efecto) y se aventura en el territorio de algo que aún no ha sucedido. La causa es lo primero, el efecto el resultado en el futuro. Por ejemplo, es invierno, está lloviendo y camino sin paraguas (presente, causa); al día siguiente empiezo a desarrollar un resfriado (futuro, resultado, efecto).

La causalidad en la Teoría de la Relatividad afirma que causa y efecto están separados por un intervalo temporal. Es decir, existe un punto donde dos eventos pueden ocurrir en el mismo lugar, pero en diferentes momentos y, por tanto, se puede enviar una señal entre dos momentos, del pasado al futuro, siempre que su velocidad sea menor que la velocidad de la luz; si se moviese más rápido violaría la ley de causalidad, ya que permitiría enviar una señal hacia atrás en el tiempo. Esto es llamado el principio de localidad. Sin embargo, la Teoría Cuántica de Campos cuestiona esta teoría de la causalidad, y a su vez la teoría cuántica de campo es cuestionada por la física actual.

Según el establecimiento científico, la noción de que cualquier evento se explica por causa y efecto es necesaria para evitar paradojas como la paradoja del abuelo. Es decir, si un viajero en el tiempo evita que su abuela se case con su abuelo, el viajero no podría existir. Esto es lo que se muestra en la película Regreso al Futuro.

Esta discusión no es peregrina. Es, al contrario,  especialmente importante, pues es lo que podría explicar el viaje de la información del futuro hacia el pasado, que es lo que ocurre con la precognición.

Ley de Retrocausalidad.

Este es otro tipo de Ley de Causalidad, es solo que el efecto precede a la causa en el tiempo y afecta un evento que sucedió antes en el pasado.

Tanto la Física Relativista como la Física Cuántica consideran la posibilidad de la existencia de retrocausalidad, pero los científicos cuánticos están más convencidos de la existencia de la misma debido a que ciertos experimentos que llevaron a cabo parecen implicar su existencia más claramente. En resumen, no hay acuerdo.

Os preguntaréis de nuevo, ¿por qué es esto importante? Porque la ley se ha utilizado como una posible explicación de la precognición (por el psicólogo Daryl Bem y su publicación «Feeling the Future» y por el parapsicólogo Helmut Schmidt). Sin embargo, la ciencia convencional ha rechazado esos experimentos y calificado su metodología como científicamente defectuosa. La ciencia marginal y algunos de sus investigadores están más abiertos a que la retrocausalidad sea una posible explicación de la precognición onírica en general — Dr Julia Mossbridge y Dr Dean Radin y el resto de investigadores del Instituto de Ciencias Noéticas (IONS)  llevan investigando el mundo paranormal desde hace tiempo y son los investigadores científicos más conocidos que hablan sin tapujos de la precognición en general, y de la onírica en particular.

¿Cómo Explica la Ciencia la Precognición?

Los científicos explican los sueños precognitivos como un resultado del azar (una coincidencia), prejuicio de retrospectiva, profecía auto-cumplida, memoria selectiva (sesgo de confirmación) y propensión a hacer conexiones mentales entre distintos eventos.

1 / Azar (Coincidencia).

Un ejemplo de sueño precognitivo que se puede explicar por azar. Alguien dice que ha soñado con un gran incendio (en general). Es verano, unos días después, hay un incendio en su ciudad. Hay muchas posibilidades de que se produzcan incendios en verano, en cualquier lugar del mundo, por lo que es probable que la ‘predicción’ fuera solo una coincidencia. De hecho, los sueños precognitivos y premonitorios tienden a ser específicos. Siguiendo el ejemplo anterior, el soñador hubiera soñado el tipo de incendio, cómo y dónde sucedería, las personas involucradas o afectadas, etc.

Yo esto no lo discuto. Pero me pregunto, si uno sueña con un número de lotería que va a ganar el gordo y luego sale ganador ¿cuántas posibilidades hay de soñar con ese número al azar? ¿Es eso también una coincidencia? O si uno sueña con la muerte detallada de una persona sana, ¿cuántas posibilidades hay de que eso suceda al azar o sea una coincidencia?

2 / Prejuicio de Retrospectiva (Ya lo Sabía Yo).

Es decir, la gente tiende a percibir eventos que ya han ocurrido como más predecibles de lo que realmente fueron. El sesgo retrospectivo también puede distorsionar nuestra memoria. Por ejemplo, después de un evento catastrófico o traumático, una persona puede intentar recordar o creer que recuerda un sueño que está conectado con el evento y afirmar que el sueño era precognitivo. Dicho de otra manera, podría fabricar inconscientemente esa conexión.

Sin embargo, como he dicho antes, a veces la naturaleza premonitoria del sueño es inmediata y literal, mientras que otras veces no lo es; en el último caso, es fácil no fabricada nada si el sueño está escrito y fechado en un diario onírico personal, no confirmado por un vago recuerdo asociativo.

3 / Profecía Auto-cumplida.

Esta es una creencia0 del soñador que se hace realidad como resultado de que el soñador contribuye a que lo sea. Así, una persona sueña que se convertirá en ingeniero civil en el futuro; el sueño impacta al soñador, quien, en consecuencia, decide estudiar ingeniería y hace realidad el sueño.

Aún así, uno no puede hacer que un avión se estrelle tras haber soñado que se estrella. Si alguien sueña con una persona asesinada a tiros y esto ocurre, el soñador no puede causar el evento a menos que sea el asesino. Por último, si alguien ve un número de ganador de lotería en sus sueños, el soñador tampoco puede hacer que el número salga ganador; en el mejor de los casos, puede intentar encontrar el número y comprarlo.

4 / Memoria Selectiva y Propensión a Encontrar Correspondencias.

Un grupo de investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Edinburgo, Reino Unido, dirigido por Caroline Watt, realizó un doble estudio sobre este tema. El estudio no cuestionó ni descartó la posibilidad de que existan sueños precognitivos, simplemente se centró en el papel que la memoria selectiva (también llamado sesgo de confirmación) tiene en uno afirmar que ha tenido un sueño precognitivo.

En el primer estudio, los participantes leyeron dos supuesto diarios, uno un diario onírico y otro de la vida del soñador, para ver si podían establecer una relación entre algunos de los sueños y lo relatado en el diario de vida o no. Watt afirma, «como predijimos, se produjo un mayor número de confirmaciones de emparejamientos entre sueño y evento real narrado que de no confirmaciones». Este estudio también investigó si el creer en temas paranormales influye en que se produzcan más correlaciones entre sueños y eventos reales, pero los investigadores no pudieron encontrar un vínculo directo.

El segundo estudio testeó la hipótesis de que las creencias paranormales pueden, al menos en parte, surgir de una propensión a asociar eventos no relacionados. Los participantes realizaron dos tareas, una contextual y otra neutral. Para la tarea contextual, se les pidió que buscaran correspondencias entre noticias generales seleccionadas para ellos y sueños escritos, todos seleccionados y emparejados al azar. La tarea neutral pidió a los participantes elegir un sustantivo que proporcionara una asociación o conexión entre dos sustantivos no relacionados.

Watt añade, «Como predijimos, se descubrió que la creencia en temas paranormales y la creencia en la existencia de sueños precognitivos influencia significativamente la capacidad de encontrar correspondencias entre pares de sueños y noticias aleatoriamente seleccionadas. Contrariamente a lo que predijimos, en la tarea de asociación neutral no se encontró relación directa entre la creencia [en sueños precognitivos] y el desempeño de la tarea».

Una pregunta. ¿No es la predicción un sesgo? ¿Y partir de una predicción a-científico? Por otra parte, esta gente estaba trabajando con diarios de sueños y de vida ficticios, y los participantes en el estudio no estaban analizando sus propios diarios, y no sabemos si eran soñadores o no. Es por eso que yo me pregunto, ¿daría el experimento los mismos resultados si se hubieran usado sueños reales y un diario real de la vida de una persona y noticias periodísticas del período estudiado de esa persona?

5 / Escuchamos los Éxitos no los Fallos.

Eso es lo que la mayoría de los escépticos dirían, es decir, que por cada historia de sueño precognitivo cumplido que aparece en las noticias o que circula en el vecindario, hay montones de sueños similares sobre amigos que mueren, accidentes de avión, desastres, etc. que nunca se vuelven realidad.

Sí, es verdad, la historia se vende mejor en la prensa y los redes sociales. Sin embargo, el hecho es que la mayoría de las personas que tienen sueños precognitivos y premonitorios no acuden a la prensa para contarlos. En muchos casos, no le dirían nada a la mayoría de las personas que conocen.

6/ Una Expresión Neurótica Resultante de la Lucha del Topdog (jefe) vs el Underdog  (vasallo).

La famosa psicoterapeuta de la década de 1970 Ann Faraday, que cuestionó a freudianos, jungianos y cayceyanos  (de Edgard Cayce), pero tomó elementos de todos esos sistemas, fue influenciada sobre todo por Fritz Perls, el padre de la Terapia Gestalt, que ella usó para explicar los fenómenos psíquicos-paranormales en general, y los sueños premonitorios en particular. En su libro El Juego de los Sueños dedica un buen espacio a discutir el tema.

Por un lado, Faraday rechaza la naturaleza precognitiva de los sueños, aunque menciona muchos ejemplos que son claramente precognitivos. Sin embargo, para ella, esos no son realmente ejemplos de precognición, sino el resultado del corazón (no el físico, el psicológico) y la psique haber captado indicios de qué está pasando alrededor. Es decir, es un fenómeno subliminal de captación de información. Considero que esto es bastante razonable y bastante precognitivo también.

Faraday continúa diciendo que los fenómenos paranormales y los sueños premonitorios son, la mayoría de las veces, un ejemplo de neuroticismo creado por la lucha constante entre el Topdog (la parte del individuo que hace demandas basadas en ciertas normas y estándares sociales que hay que respetar) y el Underdog (la parte de nosotros que resiste estas demandas y nos auto-sabotea para asegurarse de que éstas no se cumplan).

Creo que la Percepción Extrasensorial, tal como lo encontramos en la vida cotidiana, es un fenómeno neurótico, un aspecto de nosotros mismos que anda reprimido desde la infancia (…) porque se encuentra fuera del marco de las reglas y regulaciones del Topdog. De hecho, toda nuestra imagen ‘normal’ del mundo como una estructura espacio-temporal gobernada por leyes de causa y efecto puede ser una invención del Topdog, un marco rígido artificialmente creado en el que aprendemos a organizar nuestras percepciones y pensamientos desde los primeros años. (…) Allí abajo, una parte de nosotros sabe perfectamente que la realidad no es así (…) Underdog normalmente tiene mucho cuidado de no hacer nada que llame la atención sobre el hecho de que su realidad no se ajusta a las reglas del Topdog, hasta que el Underdog se ve arrinconado y forzado a usar sus energías paranormales de manera astuta e inconsciente. (págs. 328-9).

Muy interesante aunque es una teoría especulativa y poco científica.

Continuará.


VERSIÓN RADIADA

Scroll Up
No se permite copiar los textos
A %d blogueros les gusta esto: