PRIVACIDAD Y CONFIDENCIALIDAD

Todo lo que compartas durante tu sesión de trabajo con tus sueños será totalmente confidencial y la sesión se realiza en un entorno privado y seguro.

Aunque no espero que esto suceda, tengo la obligación legal de no romper mi código de confidencialidad en los siguientes casos:

  • Si considero que seriamente corres el riesgo de hacerte daño a ti mismo u a otros.
  • Si un tribunal de justicia me solicita mis notas de trabajo.
  • Si decides cambiar de analista y deseas que mis notas de trabajo se le pasen.
Grabaciones de la Sesión

Si lo deseas, puedo grabar la sesión y compartir la grabación de voz y / o video contigo. Esto es muy útil, cuando quieres repasar lo compartido con tu analista. Esas grabaciones se guardarán en un lugar seguro y no se compartirán con nadie sin tu voluntad expresa.

Archivos y Documentos Personales

Tomaré notas en mi ordenador durante las sesiones. Esto será más evidente durante nuestras primeras sesiones ya que no te conozco y no estoy familiarizada con tus símbolos, personajes oníricos y tu vida personal. No importa si eres un cliente habitual o esporádico, esas notas están ahí para ayudarme a recordar nuestras sesiones y revisar el material antes de cada sesión. Estas notas se guardarán en un archivo de Access cerrado con contraseña, en un lugar privado y seguro, y no se compartirán con nadie a menos que me des tu permiso.

Supervisión

Es práctica habitual el discutir puntos relacionados con tus sueños (aspectos difíciles de ellos) con un mentor o supervisor pero sin mencionar ningún detalle personal del cliente. Esto beneficia mayormente al cliente. Sin embargo, si deseas que no lo haga, por favor confírmame esto explícitamente por correo electrónico.


CÓDIGO ÉTICO PROFESIONAL

Para su información, subscribo tanto el Código Ético de Análisis de Sueños de la Asociación Internacional para el Estudio de los Sueños (IASD) como el Código Ético de la Asociación de Analistas de Dueños (ADP), tal cual aparecen copiados a continuación.

CÓDIGO ÉTICO DEL ANALISTA DE SUEÑOS POR LA IASD (Mi traducción)

La IASD celebra los muchos beneficios del análisis de sueños pero reconoce que existen posibles riesgos. La IASD apoya y fomenta cualquier análisis de sueños que respete la dignidad e integridad del soñador y que reconozca al soñador como el la persona que, en última instancia, decide sobre la importancia de sus sueños, ya que aquellos sistemas que asignan autoridad o conocimiento de los significados de un sueño a alguien que no es el soñador pueden ser engañosos, incorrectos e incluso dañinos. Un análisis de sueños ético ayuda al soñador a trabajar con sus propios símbolos, sentimientos y asociaciones oníricas, y guía al soñador para que experimente, aprecie y entienda mejor sus sueños. Un sueño puede tener múltiples significados y diferentes técnicas pueden emplearse para analizar estas múltiples capas de significado.

La decisión de un soñador de compartir o no compartir un sueño debe ser respetada.

Se debe advertir al soñador que pueden surgir problemas o emociones inesperados en el curso del trabajo con sus sueños.

Es esencial informar y convenir sobre el grado de privacidad y confidencialidad existente entre el analista y el cliente para crear un ambiente seguro en el que el cliente comparta sus sueños sin tapujos o cortapisas.

El análisis de sueños realizado fuera de un entorno clínico no es un sustitutivo de la psicoterapia u otro tratamiento profesional, y no debe utilizarse como tal.

La IASD reconoce y respeta que hay muchas tradiciones de análisis de sueños válidas y respetables. Asimismo recibe con los brazos abiertos a soñadores de todas las culturas, resaltando que cada experiencia onírica está sujeta a influencias sociales, culturales y transpersonales.

En esta declaración no se pretende afirmar que el único enfoque válido para trabajar con los sueños del cliente sea el centrado en la vida personal del soñador, sino que hay que honrar y respetar tanto al soñador como al sueño, a ambos, independientemente de cómo se pueda entender la relación entre ambos.

CÓDIGO ÉTICO DE LA ADP (Mi traducción)

El Código Ético de la Asociación de Analistas Profesionales de EE.UU. (Association of Dream Practitioners) o ADP establece las reglas básicas para realizar análisis de sueños por los miembros de la Asociación. El código pretende favorecer una relación entre analista y cliente basada en la integridad, sensibilidad y respeto mutuos.

La ADP integra el análisis de sueños con un código ético básico basado en la sinceridad y el trato justo para que el cliente pueda confiar en el analista, y al mismo tiempo ambos sean conscientes de que el analista tiene una responsabilidad con el cliente basada en el entendimiento común de qué es lo correcto y no es correcto éticamente.

Los profesionales de análisis de sueños se comprometen a:

En General
  • A colaborar con el cliente para que éste pueda hallar el mensaje central de su sueño.
  • A crecer personalmente y profesionalmente para aprender de los sueños.
  • A presentarse como un mensaje, y a ser un constante aprendiz de los sueños.
Límites Profesionales

Asegurarse de que las sesiones son estrictamente confidenciales. Sólo con el permiso previo del cliente, los contenidos de la sesión serán compartidos de forma anónima con fines docentes o profesionales.

  • Definir claramente los límites de la relación profesional con el cliente.
  • Dejar claro cuál es el método de contacto apropiado entre sesiones.
  • Proporcionar a los clientes herramientas de análisis que fomenten su independencia analítica cuando trabajen con sus sueños.
  • No tener relaciones sexuales con el cliente.
  • No pedir dinero prestado or prestar dinero al cliente.
  • Evitar imponer nuestros propios valores, actitudes, creencias, maneras de ser y actuar a los clientes.
  • Evitar relacionarse con los clientes fuera de las sesiones, ya que esto nos haría `perder  independencia profesional.
Finanzas

Informar al cliente de las tarifas de la sesión, formas de pago y política de cancelación.

Documentación
  • Poner a disposición del cliente el código etico del analista de sueños.
  • Informar a los clientes de nuestras calificaciones profesionales.
  • Informar al cliente de que, dado que el análisis de sueños demanda que profundicen en su propia psique, emociones negativas presentes o latentes podrían intensificarse, y en ese caso, es posible que necesiten el apoyo de un médico o psicólogo.
  • Conseguir permiso del cliente para permitir la discusión anónima de sus sueños con fines de supervisión, enseñanza o discusiones profesionales.
Profesionalidad
  • El analista considera al sueño el guía de la sesión.
  • Buscar el apoyo de otros profesionales cuando el bienestar del cliente esté en cuestión.
  • Aceptar sus límites profesionales y, en caso necesario, recomendar al cliente a otro profesional que tenga más experiencia o capacitación.
  • Remitir al cliente a otro profesional cuando haya o surja un conflicto de intereses entre ambos.
  • A comprometerse a un continuo desarrollo profesional y personal.
Scroll Up
No se permite copiar los textos