VIDEO: MI HIJA ESTÁ SOÑANDO (2017)

My Child is Dreaming por Mr. Klesha animation en Vimeo. El director dice: «Cuando nació mi hija compré mi primer diario. Al principio solo tomaba notas de su progreso, sus reacciones y me gustaba. Luego también comencé a escribir sobre mis sueños. Tras dos años he recopilado las piezas más bonitas pare crear este vídeo. De esa dualidad nació un proyecto llamado «Mi hija está soñando». Es un viaje introspectivo lleno de metáforas y paradojavs que ponen en contraste el mundo idílico y encantado de los niños con el de los adultos. Visiones oníricas, a veces un poco pesimistas y obsesivas. «

Me gusta mucho este cortometraje, sobre todo la mezcla de símbolos oníricos propios del autor desplegados en un paisaje desértico pastel casi marciano. La banda sonora jazzística es un tanto martilleante y un inquietante contrapunto a la aparente simplicidad de este corto. Dicho esto, el corto no me parece muy onírico. No cuestiono la licencia creativa o el talento del artista sino el hecho de que el arte desplegado es más surrealista que propiamente onírico. Esa es mi opinión al menos.

Surrealismo.

Me intriga muchísimo las formas en que los artistas incorporan sus imágenes oníricas en el arte. Al mismo tiempo, tiendo a resentir los enfoques e imágenes que me recuerdan las imágenes y arte de Salvador Dalí y de otros pintores surrealistas. No quiero que se me entienda mal. Me encanta el surrealismo, lo que los primeros surrealistas aportaron al arte y la forma única en la que exploraron los sueños, el subconsciente y lo subliminal. El surrealismo es intelectualmente provocador y estéticamente fabuloso. Sin embargo, encuentro que las imágenes artísticas inspiradas por la estética y filosofía surrealista son en cierto modo simplistas, pues reducen los sueños a un montón de símbolos extraños y paisajes inquietantes.

Los Sueños.

La mayoría de las personas que prestan atención a sus sueños confirmarán que sus sueños, incluso cuando sólo son pequeños fragmentos, tienen profundidad y riqueza. Una gran parte de los sueños y de las imágenes que nos traen son en realidad ecosistemas psicológicos y, por tanto, presentan múltiples capas de interpretación, por lo que símbolos, personajes, espacios y emociones están intrínsecamente ligados y son parte de ese ecosistema. En cierto modo, la perpetuación del estilo surrealista, a pesar de ser estéticamente muy de muy agrado, es un tanto engañoso. Traiciona al sueño en el sentido de que lo deshilacha. Cuando aislamos un símbolo onírico tanto éste como el sueño pierden un poco su poder.

¿Habéis tenido sueños que se parezcan a una pintura de Dalí? Yo no. He tenido, como el autor de este videoclip, sueños con poderosas imágenes simbólicas, pero éstas nunca son autónomas sino parte orgánica del todo onírico, conectadas a los espacios, personajes, sentimientos/emociones y narrativa oníricas propias.

Scroll Up
No se permite copiar los textos
A %d blogueros les gusta esto: