INTERPRETACIÓN vs ANÁLISIS DE SUEÑOS

En esta entrada, ofrezco un ejemplo de cómo trabajo con los sueños y cómo mi método difiere de la interpretación de  sueños. Este es un fragmento de sueño hipotético basado en un sueño de una persona real.

EL SUEÑO.

María y Pedro están conversando. Pedro  lleva puesto un traje de chaqueta todo rosa que ella ha elegido para él. En el sueño, Pedro pregunta: «¿Por qué quieres que me vista de rosa?» María responde: «Porque creo que es bueno para nosotros como pareja». Pedro añade: «Entonces, me lo pongo. Porque tú lo has dicho».

INTERPRETACIÓN DE SUEÑOS.

La pregunta principal que la mayoría de la gente se hace es: ¿Qué significa soñar con el color rosa?

Lo normal es que el soñador se vaya a Internet, busque el término rosa en un diccionario de sueños y luego vea si la información que encuentra resuena con su sueño. En ocasiones el latiguillo del diccionario da satisfacción, pero muy a menudo el soñador se queda perplejo sin saber en concreto cómo aplicar la información del diccionario con lo que ha soñado.

Cuando el soñador consulta a un intérprete de sueños, éste suele poseer un conocimiento profundo de los  símbolos y hay más posibilidades de que obtenga información que le pueda ayudar a descifrar el sueño.

Sin embargo, al centrarse en uno o varios símbolos el  soñador solo está rascando la superficie de su sueño.

ANÁLISIS DE SUEÑOS.

El objetivo del análisis de los sueños es trabajar con el soñador y sus sueños de una manera holística. En este caso concreto, el analista exploraría la presencia del color rosa durante la sesión, pero ésta sería una exploración interactiva y personalizada, nunca basada en lo que dice un diccionario de sueños.

Parte de mi trabajo es explorar los sentimientos y emociones presentes, ausentes u ocultos en los sueños, las dinámicas relacionales que aparecen en ellos, y comprobar si éstas cosas coinciden o no con las que los soñadores experimentan en su vida real.

Uso herramientas terapéuticas profesionales y mi propia intuición para sondear el sueño y facilitar la exploración del sueño por la persona que lo generó.

Los Símbolos.

Para ver qué significa el color rosa en el sueño, comenzaría preguntando a María sobre sus asociaciones personales con este color:

¿El rosa es un color que te gusta o no te gusta? ¿Por qué?
¿Tienes alguna asociación positiva o negativa con el rosa? De ser así, ¿cual?
¿Qué piensas cuando ves a un hombre vestido con una prenda rosa?

Conexión con la Vida Diaria.

Para escudriñar el sueño, tenemos que saber explicitamente si lo que aparece reflejado en el sueño es algo que refleja la vida de vigilia o no. Podría ser algo que el soñador haga normalmente, que debería hacer, o no debería hacer. Yo preguntaría a María si existe una correlación entre la escena del sueño y la vida real del mismo. Algunas preguntas  serían, por ejemplo:

  • ¿Le gusta el rosa a Pedro?
  • ¿Es tu chico metro-sexual o le gusta ir a la moda?
  • ¿Usa tu chico el color rosa habitualmente en su vestimenta?
  • ¿Eliges tú la ropa y colores de la ropa de Pedro?
  • ¿Es la escena algo que has experimentado en la vida real?
  • ¿La reacción de Pedro en el sueño es la que él usualmente muestra?
  • ¿Pedro siempre te da la razón?

Sentimientos y Emociones.

Una de las cosas más importantes en los sueños son los sentimientos y emociones porque esos son los que más fácilmente suprimimos, y los que inconscientemente más determinan nuestra forma de pensar y actuar en la vida de vigilia.

Los sentimientos y emociones pueden ser positivos o negativos y mostrarse abiertamente en el sueño.  Sin embargo, la mayoría de las veces, ese no es el caso. Por ello, una de las partes cruciales de cualquier sesión de análisis es facilitar la afloración de los mismos a través de la indagación de la conexión del soñador con el material onírico.

Para facilitar esta exploración, entre otras técnicas, le diría a María que cerrase los ojos y se imaginase que el sueño está ocurriendo ahora mismo y lo está reviviendo. Una vez que María esté en este «trance», por así llamarlo, le preguntaría cosas como:

  • ¿Cuál es el sentimiento o emoción predominante en el sueño? Te sientes feliz, nerviosa, confundida, decepcionada, desconcertada?
  • ¿Notas alguna sensación asociada con ver a tu novio vestido de rosa?
  • ¿Cómo te sientes al elegir la ropa de tu novio y que él la lleve puesta?
  • ¿La respuesta de tu novio te hace sentir bien? Y si es así, ¿por qué?
  • ¿Al sumergirte en el sueño, hay alguna parte en tu cuerpo donde notes tensión? Por ejemplo, sientes tensión en las sienes, en la boca del estómago, la garganta, el pecho, etc.?

Aclarar Puntos Dudosos.

Como he dicho antes, en primer lugar, trataría de ver si lo que sucede en el sueño coincide con cómo la pareja se comporta y se relaciona en la vida diaria. Si no es así, el trabajo de indagación empieza, porque el sueño está eligiendo esta escena específica con un fin específico. Un punto importante me parece la declaración de Pedro. «Entonces, me lo pongo, porque tú lo has dicho.» Hay que aclarar el sentido de esta afirmación, que podría ser:

  • Se puso el traje rosa porque le encanta.
  • Lo lleva puesto sólo por complacerla.
  • Aunque no le gusta, se lo puso para no hacerle un feo o no discutir con ella.
  • Ella es muy estilosa y él sigue el consejo de María en cuanto a moda se refiere.

María en este trance, estando con los ojos cerrados dentro del sueño, puede preguntarle directamente a personaje de Pedro en el sueño? ¿Por qué te has puesto el traje rosado? Pero ¿Cómo sabrá María la respuesta? Lo sabrá intuitivamente. El primer pensamiento que pasa por su cabeza al hacerle la pregunta es por lo general la respuesta acertada. Es algo automático. Viene del interior, no de la mente pensante.

My Intuición Ayuda a la Indagación.

El analista de sueños no sólo usa instrumentos de análisis psicológico que están probados que funcionan, sino también su propia intuición y su empatía. A veces el cliente no se siente confortable compartiendo cosas personales, sus miedos o preocupaciones, especialmente si el sueño es complejo, o acaba de conocer al analista. Es parte de mi trabajo ayudar al cliente a sentirse bien y cómodo conmigo, y darle garantías de privacidad y seguridad emocional para que el cliente se abra. Nunca se puede presionar a un cliente que no está preparado o listo para la exploración a que vaya más allá de sus límites.

Digamos que intuyo que el sueño apunta a que María es un tanto dominante, lo cual podría poner en peligro su relación. O al contrario, Pedro es pasivo en la relación, o un gay en el armario, o quizás demasiado macho y necesita de energía femenina, la que ella le da, para que la relación funcione. Su sueño podría estar indicando que María está forzando a Pedro a ser y comportarse de una manera que no es genuina. Igual ella es muy masculina y necesita envestirse de más energía femenina porque eso es lo que equilibra la relación. Todos estos casos y muchos más son posibles, pero hay que confirmar cuál es el caso acertado para María y su vida. Yo nunca le voy a decir, por ejemplo, el llevar un traje rosa significa que él es gay. Lo que haré será discutir la dinámica de relación en el sueño y ver qué hay de funcional o disfuncional en ella a través de una conversación honesta y sincera sobre su relación personal.

El analista, al mismo tiempo, indaga y dirige la barca de la exploración, no con un motor automático y GPS, sino con un barco de vela que navega dependiendo del viento y se deja llevar.

La Exploración Onírica Es Profunda.

Discutir el significado del color rosa, aunque interesante, tiene poco jugo si lo comparamos con la discusión sobre el sueño en general. Durante esa discusión, María podría verbalizar algunas preocupaciones que tiene sobre su novio y que ha descartado por no estar segura o simplemente porque no se siente cómoda discutiendo su relación. Su inconsciente podría haber recibido algunas pistas que ella ha descartado en su vida de vigilia, pistas que sin embargo necesitan de atención consciente.

Da igual lo que acabemos descubriendo, en la mayoría de los casos el soñador tiene un momento de iluminación, en el cual algo que no estaba claro de repente lo está. O sentimientos y emociones subterráneas afloran abiertamente a la luz y el soñador se siente confortado y aliviado al expresarlas.

La exploración onírica siempre nos regala un profundo conocimiento de nosotros mismos y de nuestras relaciones personales y nos permiten afrontar y corregir, algunos de nuestros comportamientos o el color de la lente con la que miramos al mundo. En ocasiones nos permiten darnos cuenta de cosas muy positivas que tenemos en nuestra vida y que damos por descontadas. Por ejemplo, en el caso que estudiamos, podría darse que María minusvalore que Pedro siempre está abierto a lo que ella le propone. A veces el análisis del sueño descubre trauma pasado o reciente que anida en nuestros corazones pero no hemos discutido o reconocido siquiera que existe.

Explorar nuestros sueños es algo íntimo, entretenido y terapéutico. Divertido a veces, catártico siempre.

EN BREVE.

Como podéis ver, este simple fragmento de sueño está lleno de material psicológico y relacional para trabajar. El trabajador de los sueños tiene muchas técnicas y herramientas para lograr la apertura personal y la exploración de los sueños del soñador.

Cada sueño tiene muchas capas de significado, incluso fragmentos cortos que aparentemente son irrelevantes, tienen joyitas escondidas.

Cuando comenzamos a trabajar con un sueño, por lo general no tenemos ni idea de cuál es el centro del mismo, el consejo que nos está dando, o el regalo que esconde.

Es fácil consultar un diccionario onírico o ir a interprete de sueños para que os diga qué significa lo que habéis soñado. Pero hacer eso es desperdiciar la sabiduría de vuestro sueño, una sabiduría que nace de vuestro interior y necesita de vuestra involucración personal en la interpretación del mismo. Dadle poder a vuestros sueños y vuestro compás interno y no al  diccionario o al experto interprete.

En el trabajo con los sueños trabajamos con símbolos, pero esos son solo un elemento de la exploración onírica.

Cuando analizamos un sueño y lo exploramos conjuntamente con el soñador, el soñador descubrirá puntos fundamentales de su forma de relacionarse, interactuar y reaccionar, qué necesitan modificarse, adaptarse, descartarse o buscarse.

El trabajo con los sueños nunca se hace para avergonzar al soñador por sus comportamientos disfuncionales. Al contrario, para darle herramientas de cambio y de conocimiento personal para llevar una vida más plena y satisfactoria.

Scroll Up
No se permite copiar los textos
A %d blogueros les gusta esto: